CÓMO GESTIONAR UNA SITUACIÓN DE CRISIS EN TU ENTIDAD DEPORTIVA

Las empresas de prácticamente todos los sectores han tenido que adaptarse en tiempo récord a una nueva realidad marcada por la incertidumbre, la inseguridad y el pánico.

Gestión de crisis en

Ante este escenario tan poco beneficioso y prometedor, es fundamental poner en marcha un plan de acción destinado a paliar, en la medida de lo posible, las consecuencias económicas provocadas por esta situación tan excepcional que nos está tocando vivir.

En el ámbito deportivo, y como vimos en el artículo anterior, las entidades deportivas, clubs, asociaciones, etc. han visto alterada su actividad empresarial y sus servicios deportivos ante el estado de alarma proclamado por el Gobierno el pasado 14 de marzo.

Ahora bien, ¿podemos hacer algo para minimizar el impacto de esta crisis en nuestra entidad deportiva? A continuación, analizaremos los primeros pasos básicos a seguir para afrontar cualquier situación de crisis a la que tu club o entidad deportiva deba enfrentarse:

1. Analiza la situación

Antes de comenzar a aplicar medidas sin ningún sentido, es muy importante parar un instante y analizar en profundidad lo que está pasando. Solo así entenderemos cuál es el grado de gravedad de la crisis y cómo se verá afectado tu club o entidad deportiva.

Evaluados los posibles efectos y consecuencias, podremos comenzar a trazar un plan de acciones para intentar gestionar la situación.

2. No pierdas la esperanza, pero siempre mantente realista

En el equilibrio está la virtud. No hay que dejarse llevar por el desánimo, pero tampoco hay que tomarse las cosas a la ligera y pensar que “todo acabará pasando”. Hay que aceptar la realidad y trabajar para conseguir acabar más fuertes que al principio de la crisis.

3. Toma decisiones y actúa, sin prisa pero sin pausa

En una situación de crisis es necesario tomar decisiones muy importantes que determinarán el futuro de la empresa: cómo reducir gastos, qué alternativas de negocio existen, cómo gestionar al equipo humano, etc. y todo eso de forma inmediata y con urgencia.

4. Comunicación, comunicación y más comunicación

Tanto con tus empleados como con tus clientes, socios y colaboradores. Ser transparente, resolver las dudas e informar en todo momento es clave para mantener la fidelidad, la tranquilidad y la colaboración de todos.

En los momentos de crisis, las personas se sienten inseguras, por lo que la información veraz siempre es de agradecer. ¿Qué pasará con la empresa?; ¿cómo se va a afrontar la crisis?; ¿habrá cambios en las cuotas?; ¿cuándo se volverá a la normalidad?… Elige un canal de comunicación y mantén un contacto frecuente con tus stakeholders.

5. Traza un plan para cuando todo acabe

Normalmente, las situaciones de crisis por las que deben pasar las empresas son temporales. Por ello, no hay que perder de vista el futuro que habrá después de que todo pase.

Está muy bien focalizar esfuerzos en el presente, pero siempre teniendo preparado un plan de salida para cuando la crisis finalice y todo vuelva a la “normalidad”.
Y tú, ¿necesitas asesoramiento para hacer frente a la situación excepcional que estamos viviendo? En Mur Asesores ofrecemos servicios de asesoría laboral, fiscal y contable a empresas, autónomos y particulares. ¡Contacta con nosotros en el 941 202 122!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín