DIFERENCIAS ENTRE FARMACIA Y PARAFARMACIA

Es bien sabido que una farmacia es el lugar donde se preparan, conservan y dispersan medicamentos, pero… ¿en qué se diferencia una farmacia y una parafarmacia?. Son dos conceptos conocidos y usados por todos, pero probablemente la mayoría de las personas no sean conscientes de las distinciones que existen entre ambos establecimientos.

Diferencias entre farmacia y parafarmacia

Si te interesa saber cuáles son… ¡sigue leyendo!. En este artículo te enseñamos las principales diferencias entre una farmacia y una parafarmacia:

 

  1. Medicamentos vs. Productos medicinales.

La distinción más clara y básica entre una farmacia y una parafarmacia reside en el tipo de producto que cada establecimiento tiene a la venta. En las farmacias se preparan, almacenan y dispensan medicamentos, mientras que en las parafarmacias se venden productos de bienestar, salud e higiene personal, productos medicinales que no son medicamentos y que, por consiguiente, no requieren receta médica.

 

  1. Las farmacias pueden ser parafarmacias, pero no al revés.

En muchas ocasiones, ambos negocios se fusionan y las farmacias pasan a ser asimismo parafarmacias. Sin embargo, las parafarmacias nunca podrán ser también farmacias. Es decir, en las farmacias podemos encontrar productos propios de parafarmacias pero nunca podremos encontrar medicamentos en una parafarmacia.

 

  1. El color de identificación del establecimiento.

La tercera diferencia la encontramos en el color distintivo de los establecimientos. Las farmacias utilizan una cruz de color verde como principal seña de identidad, mientras que las parafarmacias utilizan una cruz de color azul.

 

  1. Diferencias en la venta online.

Como ya os comentamos en un artículo anterior sobre los requisitos a tener en cuenta si una farmacia quiere vender en Internet, la legislación española actual solo permite vender de forma online productos de parafarmacia y productos sanitarios. Por el contrario, está totalmente prohibida la venta de medicamentos con receta.

Por lo tanto, y aunque las farmacias pueden disponer de una página web para identificarse y mostrar sus artículos, no pueden poner a la venta en Internet sus productos, algo que las parafarmacias sí pueden aprovechar.

 

  1. ¿Quién puede trabajar en cada establecimiento?

El personal que puede trabajar en una farmacia y en una parafarmacia difiere en varios aspectos. Para empezar, las farmacias solamente pueden ser abiertas por farmacéuticos colegiados, mientras que para abrir una parafarmacia basta con ser técnico en farmacia o parafarmacia.

Por otro lado, los auxiliares de farmacia y parafarmacia pueden trabajar en ambos establecimientos, aunque en las farmacias siempre será necesaria la supervisión de, al menos, un farmacéutico licenciado.

 

  1. Limitaciones en las aperturas.

El número de farmacias existentes está limitado, ya que la Administración es la encargada de determinar el número de farmacias permitidas por zona geográfica. Sin embargo, la apertura de las parafarmacias no suelen estar reguladas por parte de la Administración.

 

Ahora ya conoces cuáles son las principales diferencias que podemos identificar entre una farmacia y una parafarmacia. Recuerda que si quieres sacarle el máximo partido a tu farmacia, en Mur Asesores contamos con los mejores especialistas en Asesoramiento farmacéutico… ¡Contacta con nuestra oficina en Logroño (La Rioja) y te ayudaremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín